Cupra arranca con un SUV

26-02-2018 | Redacción CEU

Cupra se independiza. La gama deja de ser uno de los sobrenombres de Seat para presentarse como una nueva marca independiente de coches. Con un enfoque deportivo, centrado en la potencia y el alto rendimiento pero sin desmarcarse mucho con los precios, la firma cree haber conseguido reunir los ingredientes necesarios para conquistar a un nuevo público. ¿Cómo se presenta y qué promete Cupra? ¿Por qué elige esta marca un SUV como su primer modelo? ¿Con qué otros coches pretende sorprender al público?

Cupra, acrónimo de Cup Racing, abandona el logotipo de Seat por uno nuevo y propio, de color bronce, líneas rectas definidas e inspirado en las civilizaciones tribales que según sus impulsores representan los valores de la nueva marca: pasión, precisión, determinación y valentía. Los coches de la firma deportiva de Seat salen al mercado bajo el contundente lema "Cupra, nothing to prove". Sus creadores confían en que la firma se convertirá en una nueva marca élite, diferenciándose de los fabricantes más generalistas y atrayendo la atención de un nuevo público interesado en vehículos con un carácter más sofisticado y deportivo y con un poder adquisitivo mayor, pero parece que sin alejarse mucho de los precios asequibles –el nuevo Curpra Ateca podría tener un precio un 10% superior al del clásico Ateca según fuentes de Seat recogidas por la Agencia EFE, en línea con esta información, el diario El País informa que la gama podría presentar una diferencia de ese mismo porcentaje respecto al resto de modelos Seat–.

¿Sigue siendo Cupra una marca de Seat?

El de Cupra no es el primer caso de emancipación en el mundo de la automoción, Alpine y Renault, Abarth y Fiat o AMG y Mercedes son algunos de sus precedentes. Aunque Cupra se presenta como una marca independiente y con una identidad propia, seguirá estando integrada en el entramado empresarial de Seat y colaborando con la compañía en el desarrollo de modelos. No es, por lo tanto, un nuevo fabricante, sino una nueva marca centrada en el diseño y comercialización de coches con una línea deportiva inspirada en los vehículos clásicos que le hicieron llegar hoy a tener su nombre propio, pero con un enfoque, un concepto y una estrategia diferente. Los propios concesionarios de Seat también comercializarán la marca, uno de cada cinco concesionarios de la compañía contará con una zona especializada en estos modelos, aproximadamente 265 en toda Europa y es posible que se instale alguno fuera del continente.

Cupra no solo desarrollará modelos originales, sino que se encargará de la división de competición y carreras, hasta ahora gestionada por Seat Sport. El Cupra TCR será su primer coche de competición, un vehículo diseñado para el campeonato TCR Series. Pero el coche que ha acaparado los focos, el protagonista del nacimiento de Cupra y que será también el encargado de abrir el camino a la marca en el mercado es otro. Aunque muchos señalaron hacia el Cupra Ibiza como el elegido, Seat les sorprendió con la elección de un todocamino para presentar la marca deportiva.

Cupra arranca con un SUV

Cupra también experimenta síntomas de la fiebre SUV

El lugar elegido para la presentación del nacimiento de la nueva marca la semana pasada no fue circunstancial, el circuito de carreras de Terramar de Sant Pere de Ribes donde tuvo lugar el primer Gran Premio de Formula 1 de España en 1923. Allí fue donde Seat dio el pistoletazo de salida a Cupra con algo fuera de lo común para una firma deportiva, un modelo SUV: el Cupra Ateca.

Aunque no era la decisión más evidente, la elección de un SUV como modelo estrella no es cuestión baladí. El mercado global de estos vehículos no para de crecer y Cupra no quiere mirar hacia otro lado. Un punto que sugiere su carácter más versátil y que parece anunciar que no será el último modelo de este tipo por el que la marca apueste –el próximo podría ser un modelo basado en el pequeño SUV Seat Arona–.

El vehículo elegido para inaugurar el rodaje de la marca se empezará a comercializar el tercer trimestre de este año. El Cupra Ateca es un SUV con motor 2.0 TSI con 300 CV de potencia, tracción total 4Drive y una caja de cambios DSG de siete velocidades. Un modelo capaz de alcanzar una velocidad punta de 245 km/h y de llegar en 5,4 segundos en el 0/100km/h. Un vehículo que desde el primer momento confirma su fuerte personalidad. Sustituye el logotipo de Seat por el suyo propio, se presenta con su nombre en la parrilla inferior y señala múltiples detalles en color bronce, marca distintiva de Cupra.

Los planes de futuro de Cupra

La marca deportiva ha anunciado que quiere conseguir duplicar las ventas en los próximos 4 o 5 años. Con Cupra, la firma de Martorell quiere diversificar el negocio y desarrollar modelos que ofrezcan una rentabilidad mayor. Seat ha informado a la prensa de que en los próximos siete años Cupra tiene previsto lanzar al mercado siete modelos diferentes. Aunque por el momento la marca no ha confirmado cuáles serán los próximos modelos Cupra, en la presentación de la nueva firma deportiva se mostró una edición especial del SEAT León Cupra R ST y nuevos diseños basados en un Seat Ibiza y en un Seat Arona.

Uno de los comentarios más significativos de esta presentación fue el Luca de Meo, presidente de Seat, acerca del interés de la marca deportiva en integrar nuevas tecnologías tanto ecológicas – híbridos, enchufables, gas natural y eléctricos puros– como las relacionadas con la conducción autónoma. De hecho, la firma sugiere la posibilidad de que en 2020 puedan desarrollar híbridos enchufables que mantengan el carácter enfocado en las prestaciones que ofrecen los vehículos y, a la vez, reduzcan el impacto medioambiental. Esta marca también permitirá acceder a la compañía a nuevos mercados en los que antes no estaba presente Seat, como pueden ser Nueva Zelanda o Australia, en los que no merece la pena desembarcar, si la rentabilidad no es elevada.

En CEU IAM Business School no solo te intentamos mantener informado/a de las novedades en el mundo de la automoción, también te ofrecemos la posibilidad de formarte con un claustro de profesores excepcional y de adquirir los conocimientos necesarios para ser partícipe de los cambios que se producen en la industria automovilística e incluso liderarlos gracias a nuestro Máster Ejecutivo en Dirección de Empresas de Automoción.