¿De qué hablarán los marketeros en 2018?

Jueves, 21 diciembre 2017 | Redacción CEU

Quedan apenas unos días para estrenar año. Es el periodo dorado de las predicciones. Los medios aprovechan la coyuntura para hablar sobre lo que será tendencia el próximo año. Los profesionales del sector, para establecer presupuestos, definir estrategias y comprobar si avanzan al mismo ritmo y por el mismo camino que los compañeros de la competencia. En un sector como el Marketing Digital que se mueve de forma tan acelerada y abrupta es muy difícil pronosticar cuál será la siguiente estrategia exitosa. Si bien informarse acerca de las últimas novedades del mercado puede ayudar a averiguar dónde se pueden producir los próximos cambios trascendentales. En este punto de inflexión marcado por la Transformación Digital, las cosas pueden cambiar de la noche a la mañana. Estar al día es clave para no quedarse atrás en la carrera hacia la conquista del consumidor. ¿Qué tendencias marcarán la agenda del próximo año?

 

Como diría William Shakespeare: <<el pasado es un prólogo>>. Lo que ha ocurrido a lo largo de 2017 solo es una antesala de lo que aguarda el mañana. Entre otras cosas, aquellos que trabajan en Marketing Digital se han dado cuenta este año de que la creación de contenido es clave para atraer la atención de sus clientes, que los vídeos son el contenido rey, que a los consumidores no les gusta la publicidad invasiva, que las emociones son una herramienta potente para generar interés, que los usuarios necesitan poder acceder a través de sus móviles a todo o que las redes sociales son vitales para conseguir llegar a la audiencia, pero, a su vez, que cada vez es más difícil conseguir el engagement sin pagar. ¿Cómo transformar todo lo aprendido?

Nuevos temas de conversación

Como es costumbre en estas fechas, medios y agencias desempolvan la bola de cristal y se animan a lanzar todo tipo de predicciones. Gracias a estas, se puede reflexionar acerca de qué es lo que interesa más en el sector por el momento y sobre qué áreas planean trabajar los profesionales del marketing este año.

Big Data con cabeza

Los datos son valiosos en la medida del uso que se les da. El Big Data es uno de los grandes estandartes de la Transformación Digital y continuará teniendo un papel muy importante en el futuro de la mercadotecnia. Pero los marketeros se han dado cuenta de que si el tratamiento y análisis de estos datos no es adecuado, esta potencial herramienta pierde fuelle. El Business Intelligence trata de dar forma y convertir en conocimiento la cantidad de datos desestructurados que se obtienen de las diferentes fuentes. La utilización de esta estrategia será clave para la toma de decisiones en los negocios y su inversión crecerá mucho durante los próximos años. En concreto, se estima que el mercado global de Bussiness Intellingence alcanzará los 26.50 billones de dólares en 2021.

El móvil en el epicentro de todo

Los smartphones han transformado la rutina diaria de la población. Ya se utiliza el teléfono móvil para realizar multitud de tareas, pero este dispositivo promete acaparar cada vez más prestaciones y convertirse en una herramienta indispensable para afrontar el día a día de cualquier persona. Por lo tanto, no es solo importante facilitar el acceso a las páginas web a través del móvil, como se viene haciendo hasta ahora, también lo es diseñar nuevas estrategias centradas en la importancia que tiene el móvil en la vida de sus usuarios, por ejemplo, enfocadas en aprovechar los "micromomentos" –aquellos periodos breves de tiempo en los que los usuarios utilizan de forma espontánea sus teléfonos móviles para consultar una duda, buscar información, responder a una duda, realizar una acción o una compra– para conseguir influir en la toma de decisiones de consumidores en el punto de venta.

¿De qué hablarán los marketeros en 2018?

El contenido es el rey cuando tiene calidad

No es suficiente rellenar artículos sin decir nada, contar cosas sin transmitir, publicar de forma frecuente si no se tiene nada importante que decir o, en definitiva, querer alcanzar resultados excelentes sin cuidar el contenido. Las empresas que han intentado generar tráfico a través de la mera creación de contenidos, no han obtenido los resultados deseados. La calidad del contenido es vital para atraer el interés de los consumidores. Las marcas se han dado cuenta de que necesitan ofrecer piezas que sean relevantes para la audiencia, que estén en línea con la marca y que sean atractivas, para evitar así la infoxicación digital. Incluso la publicidad puede formularse de otra forma para ser valiosa para el usuario como evidencia el auge de la publicidad nativa.

Contar con vídeos pero con nuevas ideas

Según el informe de la consultora Cisco, en el año 2021, el 82% del tráfico en Internet se realizará bajo un formato audiovisual.  El video marketing se perfila como una de las grandes estrategias del  2018. Los profesionales de marketing conocen el poder que tiene la imagen en movimiento en sus campañas y ahora trabajan en el diseño de otras fórmulas para conquistar al público a través del vídeo. Entre algunas de las nuevas propuestas se encuentran los vídeos interactivos, la transmisión de vídeos en directo, las animaciones largas, los vídeos 360º, los vídeos efímeros, la realidad virtual o el video mapping. Los marketeros quieren que los usuarios sean más activos, la narrativa de sus historias adquiera un peso mayor y la creatividad desempeñe un rol importante.

El reto de la comunicación personalizada

Los consumidores quieren que las empresas y organizaciones con las que interactúen hablen su mismo idioma y que esta relación que se establezca entre ambos sea directa, sencilla y personalizada. Llegar a cada usuario de manera distinta y particular es un objetivo ambicioso para las marcas. Estas intentan alcanzarlo a través del diseño de chatbots, la atención a través de mensajería instantánea o la creación de nuevas estrategias de marketing automation. Conseguir adaptar el mensaje a la multitud de diferentes audiencias requiere un esfuerzo fuera de lo común, el desarrollo de la Inteligencia Artificial será crucial en el progreso de este enorme proyecto.

La acogida del "growth hacking"

Este será un término cada vez más presente en la realidad del marketing digital español. En otros países como EE. UU., esta disciplina ya se ha convertido en una profesión en auge. El growth hacking es una práctica que consiste en intentar alcanzar, con el mínimo gasto y esfuerzo posible, un incremento tangible y rápido del número de usuarios, impactos, registros o ingresos de una marca. Esta nueva modalidad se basa en gran medida en el ensayo-error para agilizar los tiempos, la creatividad para conseguir sorprender a la audiencia y el análisis desde diferentes perspectivas para desarrollar nuevas técnicas.

Marcas, agencias y marketeros vuelven a situarse en la línea de salida de la carrera hacia la conquista del consumidor. Sus temas de conversación pueden ser nuevos pero, ¿conseguirán poner en práctica todo lo aprendido en 2017?