El emprendedor no emancipado

El emprendedor no emancipado

Lunes, 15 abril 2019 | Redacción CEU

Ficha al entrar y salir como un trabajador más, cobra un sueldo a final de mes y no ocupa el lugar más alto en la jerarquía de la organización, sin embargo, es un emprendedor. ¿Cómo es posible? Aunque por norma general se identifique al emprendedor como un profesional que levanta de la nada su negocio, el emprendimiento no responde solo a una visión única y cerrada. En los últimos años, los modelos de trabajo han cambiando, también lo han hecho los profesionales. Muestra de ello es esa tendencia al emprendimiento interno. ¿Qué mueve a  una persona a apostar por nuevos proyectos y negocios dentro de una compañía? ¿Qué beneficios aporta a la empresa y al profesional el intraemprendimiento? ¿Es posible ganar dinero como emprendedor interno?

 

Según el Diccionario de la Real Academia Española, "emprender" significa acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad y peligro. No menciona en ningún momento que esta actividad tenga que realizarse bajo el paraguas de una empresa. Sin embargo, en nuestro imaginario colectivo el emprendedor sigue trabajando por cuenta propia. Lo cierto es que existen diferentes formar de emprender, y una de ellas es hacerlo dentro de una compañía.

El emprendimiento interno nace de la mirada diferente del trabajador. Un intraemprendedor no solo es capaz de identificar una oportunidad de negocio dentro de la compañía, también de dedicar trabajo y energía en busca de alcanzar esa meta. Es un profesional con una gran capacidad de liderazgo y dotes creativas y que destaca por sus habilidades comunicativas, organizativas y proactivas. Los riesgos que asume son menores que los del empresario convencional, pues lleva a cabo sus ideas dentro del marco de una empresa ya consolidada. Sin embargo, también se enfrenta a grandes desafíos y obstáculos. Su desarrollo profesional depende en gran medida del entorno. Sin su apoyo, no conseguirá poner en marcha sus iniciativas y desplegar todo su potencial.

Una alternativa para despegar

Según el proyecto Global Entrepreneurship Monitor (GEM), la edad media del emprendedor en España es de  38 años, siendo el 60% de ellos hombres. La comunidad de talento joven TRIVU señala que dentro del colectivo de jóvenes menores de 30 años hay un 35% de interesados en emprender su propio negocio. De hecho, de los encuestados solo el 6% reconoce verse trabajando para una startup en 10 años. No obstante, hay que tener en cuenta que montar una compañía de este tipo sigue siendo aún más complicado en España que en otros países.

Otro factor importante es que las grandes ideas surgen a menudo dentro de campos específicos a partir de la experiencia y la observación. En otras palabras, el emprendimiento requiere en gran medida de un conocimiento profundo del negocio y del sector. Algunos autores como Malcolm Gladwell llegan a defender la teoría de las 10.000 horas, según la cual para llegar a la excelencia en una disciplina es necesario acumular esa cantidad de horas prácticas. Lejos de si es acertada o no esta tesis, es importante señalar que parece existir una correlación entre la experiencia práctica y el éxito.

Hay profesionales que se desenvuelven muy bien en el lanzamiento de nuevos proyectos e ideas dentro de la empresa y, sin embargo, no están cómodos en otro tipo de emprendimiento (y viceversa). Emprender dentro de un ecosistema conocido y familiar brinda un extra de confianza a estos profesionales. Por otro lado, el intraemprendimiento también sirve como una fórmula eficaz para adquirir los conocimientos necesarios que luego lleven a levantar un negocio de forma independiente.

 

El emprendedor no emancipado

La empresa abierta al intraemprendimiento

Si bien es cierto que una empresa nace de la energía y determinación de un emprendedor, también lo es que los emprendedores internos pueden ayudar a dar un fuerte impulso al crecimiento de una organización. Las compañías se pueden beneficiar en gran medida de contar con este tipo de perfiles dispuestos a buscar soluciones innovadoras y creativas, pero para hacerlo necesitan estar abiertas al intraemprendimiento. Esto implica ser consciente de que las mejores ideas no siempre nacen en los despachos de dirección. Es necesario, por lo tanto, que las firmas interesadas desarrollen una capacidad de escucha activa, sean capaz de valorar opiniones divergentes y abran espacios en los que la comunicación no solo circule en un único sentido.

En muchas ocasiones, los intraemprendedores se enfrentan al celo profesional. Si no existe una cultura corporativa basada en la innovación y la creatividad, los trabajadores pueden recibir a estos profesionales con cierto rechazo. Su fuerza emprendedora también puede encontrar un freno en la falta de respaldo de la organización, bien sea por la ausencia de recursos o por las trabas a la actividad. Asimismo, el valor añadido que aportan a la compañía debe de alguna forma verse recompensado. Esta no es solo una cuestión de remuneración económica, sino de apreciación del trabajo y valoración del profesional. Si las empresas no cuidan su talento, tarde o temprano acabarán perdiéndolo.

Una de las preguntas frecuentes cuando se aborda el tema del emprendimiento interno es si resulta rentable emprender dentro de una organización. Lógicamente, un emprendedor independiente tiene un margen de beneficio mucho más alto, pero, por otro lado, no cuenta con una red de protección. Siempre que la organización sepa valorar y recompensar el trabajo del emprendedor interno, su esfuerzo y energía no caerán en saco roto.

En el entorno empresarial actual, la excelencia y la innovación son dos pilares fundamentales de la transformación organizativa. CEU IAM Business School ha diseñado un Executive Master en Recursos Humanos, Gestión del Talento y Liderazgo centrado en claves como el talento, el liderazgo, la innovación, la dirección de personas y el networking que responde a una demanda de profesionales cada vez más preparados por parte de la industria. Se trata de un máster que aplica una metodología blended-learning con un enfoque actual y práctico que se puede empezar a aplicar desde el primer día.

Esta página web usa cookies.

Este sitio web utiliza cookies para analizar el tráfico, personalizar preferencias de contenido y ofrecer funciones propias de redes sociales. También compartimos información sobre el uso que hagas de nuestro sitio web con terceros (redes sociales, publicidad y análisis web). Puedes modificar el uso de dichas cookies en la siguiente configuración.

Permitir todas las cookies