El viaje del trabajador nómada

Domingo, 22 octubre 2017 | Brenda Rodríguez López

Fluyen con el cambio, valoran su libertad, son camaleónicos, sociales, generosos, ingeniosos y creativos, saben adaptarse a las necesidades de la nueva era digital, no tienen miedo a  entornos desconocidos, sustituyen "competir" por "compartir",... Ellos son los trabajadores que mejor afrontan los cambios que brinda la Cuarta Revolución Industrial. Unos profesionales sumergidos en un viaje donde el conocimiento, el desarrollo personal y la creatividad son las metas. ¿Qué sabes sobre los "knowmads"? ¿Están cambiando el mundo laboral o son ellos quienes cambian con él? ¿Es este el nuevo paradigma del trabajador del futuro?

 

¿Has pensado alguna vez qué clase de trabajador eres? ¿Prefieres independencia y flexibilidad o seguridad y estabilidad? ¿Te motiva trabajar en equipo o prefieres correr en solitario? ¿Afrontas los cambios como retos o te cuesta dejar de hacer las cosas de una forma determinada? Tanto si eres un profesional de uno u otro tipo, te habrás dado cuenta que tu entorno laboral está cambiando. Lo más probable es que si no lo has hecho ya, te guste o no, tendrás que prepararte para adaptarte a los nuevos tiempos y a dar un giro a tu desarrollo profesional. Una nueva forma de entender el trabajo se está abriendo camino en las compañías de todo el mundo, es el "fenómeno knowmad": profesionales en busca continua de trabajo e innovación.

Sin miedo a nada

John Movarec, sociólogo estadounidense y fundador de Education Futures LLC, fue quien acuñó el término de knowmad para referirse a aquellos profesionales que son capaces de trabajar con cualquiera, en casi cualquier lugar y en cualquier momento. Individuos que utilizan sus conocimientos para lidiar con los diferentes contextos y obstáculos que van encontrando en su viaje laboral. Estos trabajadores se caracterizan por su independencia y plasticidad. A simple vista, podrían parecer lo que hoy en día etiquetamos como emprendedores o freelance, pero aunque presentan similitudes,  son otras cualidades las que los completan y distinguen.

Cuando nos adentramos en un futuro desconocido, la incertidumbre acecha en cada esquina.  Los trabajadores nómadas identifican como una ubicación perfecta este terreno misterioso y volátil; es el territorio donde mejor se desenvuelven y el que les hace destacar. El avance de las nuevas tecnologías está transformando el mundo y a los personas que lo habitan. Como Rafael Sánchez Hurtado, Co-Director del Máster Ejecutivo en Recursos Humanos, Gestión del Talento y Liderazgo del Institute for Advanced Management CEU,  explicaba en una reciente entrevista <<Caminamos hacia entornos cada vez más cambiantes donde la capacidad de adaptación es primordial>>.

Cada sector ha tenido que adaptarse a nuevas situaciones y afrontar problemas hasta ahora inexistentes. Estos cambios no constituyen ningún aprieto para los knowmads, son precisamente esta clase de retos los que les motivan a trabajar. De hecho, el origen de esta nueva "tribu profesional" se enmarca en esta revolución digital que está cambiando el paisaje laboral.

El viaje del trabajador nómada

Un futuro ya presente

Del presentismo impulsado por la antigua escuela, en el que preocupaba más el cómo y el cuánto que el para qué, al nuevo modelo laboral flexible e independiente, en el que las compañías promueven el trabajo por proyectos y objetivos en contraposición al cumplimiento de horarios y calendarios. La mentalidad de trabajo está dando un giro de 180 grados. La contratación de profesionales independientes ha crecido de forma significativa en los últimos tiempos y no parece que vaya a parar de hacerlo. De acuerdo con un estudio llevado a cabo por la consultora Hudson, la mitad de nuevos trabajadores en EE. UU. serán autónomos. Las cifras europeas, aunque más bajas, muestran también una tendencia ascendente.

Un estudio de Oxford Economics estima que en el 2020, el 45% de la fuerza laboral mundial será knowmad. Esta es una realidad cada vez más palpable. Muchos profesionales ya no necesitan poner un pie en la oficina. Algunos son sus propios jefes o no dependen de un superior en concreto. Suelen saltar de empresa en empresa y trabajan en tareas muy especializadas. Su jornada laboral es elástica; no tiene horas, ni lugares. Este es un espacio nuevo y diferente al que los knowmads se  adaptan de forma inigualable.

¿Puedo convertirme en "knowmad"?

Los cambios han pasado de ser lineales a ser exponenciales. Como explicaba el sociólogo polaco Zigmunt Bauman, ahora vivimos en una sociedad líquida en la que nada perdura, ni se mantiene en el tiempo. Para sobrevivir en ella, hay que estar dispuesto a cambiar de sintonía cuando sea oportuno. Las empresas y los trabajadores necesitan adoptar un nuevo paradigma de trabajo; una nueva forma de comportarse y de pensar; una nueva mentalidad. El trabajador del mañana encajaría según esta teoría en el perfil de un knowmad porque, hoy en día, mostrarse impasible ante el cambio, puede dejarnos atrás.

Cualquier persona puede convertirse en un knowmad. Al contrario de lo que pueda parecer, este perfil laboral no tiene ni edad, ni profesión. Su identidad radica en un cambio de actitud hacia el trabajo, estar dispuesto a tener una mentalidad flexible y abierta, y abrazar las nuevas tecnologías. Nuestra situación laboral puede cambiar de la noche a la mañana y necesitamos estar preparados. Ser un trabajador nómada puede incrementar en gran medida nuestra empleabilidad, ¿por dónde empezar?

Para convertirse en un nómada hay que salir de la zona de confort. Los knowmads no se atan a una sola empresa, ni lo necesitan, pero sí que se benefician de los privilegios del networking y el trabajo en comunidad. Viven en una era hiperconectada y es indispensable para ellos tener una marca digital. Alcanzar los conocimientos necesarios y estar dispuesto a innovar requiere de un esfuerzo continuo. Estos trabajadores se enfrentan a obstáculos nuevos e indeterminados y tienen que estar preparados para enfrentarse a ellos. El mejor activo es su talento.

El recorrido de un nómada es un camino personal en el que el propio trabajador es responsable de su trabajo y de las metas que fija. Su carrera profesional sigue el trayecto que él mismo marca. Y tú, viajero, ¿hasta dónde estás dispuesto a llegar?