Realidad virtual en el sector de la automoción

Realidad virtual en el sector de la automoción

Lunes, 4 febrero 2019 | Brenda Rodríguez López

La realidad virtual es tan solo una de las numerosas tecnologías que ha llegado aquí para transformar nuestro estilo de vida. Cuando se habla de esta técnica inmersiva, lo primero en lo que todo el mundo piensa es en entretenimiento, pero la implementación, el desarrollo y el impulso de esta tecnología promete mucho más. La industria automotriz ha sabido reconocer desde el primer momento su potencial. Es uno de los sectores que está apostando con mayor fuerza por ella. ¿Cómo utilizan las principales marcas automovilísticas esta nueva herramienta disruptiva? ¿Hasta qué punto puede transformar la realidad virtual el mundo del motor?

El acuerdo de Ford con Gravity Sketch constituye todo un ejemplo del potencial que la realidad virtual puede llegar a tener en el mundo de la automoción. El fabricante estadounidense de coches ha sabido reconocer los múltiples beneficios que trae consigo el uso de esta tecnología inmersiva, en particular, en el proceso de diseño de los vehículos. La realidad virtual no solo permite optimizar la experiencia de los profesionales encargados del diseño de estos coches, también ayuda a ahorrar tiempo, mejorar la productividad y obtener resultados más eficientes.

Los diseñadores pueden ahora abandonar el formato papel y acometer directamente la tarea desde  una dimensión digital. Para ello, utilizan gafas VR y mandos wireless. Estos dispositivos permiten a los profesionales crear bocetos 3D de los vehículos que, a su vez, pueden, mover, sujetar, girar, cambiar de tamaño, modificar, etc. Esta tecnología hace posible adoptar un enfoque más centrado en la experiencia futura del conductor. No obstante, cabe decir que no es la primera vez que esta compañía coquetea con las tecnologías inmersivas. Ya en su día lo hizo con la realidad mixta y los dispositivos Hololens.

Ford no es el único fabricante que apuesta por la realidad virtual como tecnología revolucionaria en el diseño de vehículos. En el último evento de Siggraph en Vancouver, Porsche dio a conocer su aplicación "Speed of Light", una tecnología inmersiva que permite conocer con mayor precisión cómo se comporta la luz sobre las diferentes superficies y ángulos de los vehículos. También el año pasado, Seat alabó la capacidad de la realidad virtual para reducir un 30% el tiempo de producción. La firma es consciente del poder que puede llegar a tener esta tecnología tanto dentro de las fábricas como fuera de ellas, en los concesionarios. El fabricante español señala como una de sus grandes ventajas la oportunidad de ofrecer al cliente nuevas experiencias como seleccionar el acabado o el color del vehículo y conocer el resultado al momento momento.

Un nuevo modelo de entretenimiento a bordo

En el CES de las Vegas de este año, los visitantes pudieron conocer la nueva propuesta de Audi sobre entretenimiento a bordo. La idea de la firma es que, en un futuro no muy lejano, los pasajeros de los asientos traseros puedan disfrutar de experiencias inmersivas (películas, videojuegos y contenido interactivo) gracias al uso de dispositivos de realidad virtual. La peculiaridad de este nuevo modelo radica en que se trata de una tecnología adaptada al movimiento del coche en tiempo real. El programa replica el comportamiento del vehículo, de tal forma que si, por ejemplo, el coche se para en una señal de stop, aparece un obstáculo en el juego o una pregunta rápida que tiene relación con el programa interactivo.

Aunque la firma de los cuatro aros ha utilizado el Audi e-tron para presentar este proyecto, también ha participado en la fundación de la startup holoride GmbH (a través de su filial Audi Electronics Venture GmbH) con el objetivo de comercializar una plataforma de código abierto para desarrolladores de contenido y otros fabricantes de coches. La empresa emergente planea lanzar al mercado esta nueva alternativa de entretenimiento en tres años.

Realidad virtual en el sector de la automoción

¿Es posible combinar conducción y realidad virtual?

Aunque a priori pueda parecer peligroso, el uso de tecnologías inmersivas no tiene por qué estar restringido a los ocupantes de los asientos traseros. La experiencia del conductor puede verse gratamente enriquecida a través del uso de herramientas de realidad aumentada o mixta. Los Head-Up Display (HUD) son asistentes de conducción que transmiten información útil a las personas que se encuentran al volante del coche, indicaciones sobre cuál es el estado de la carretera o qué ruta es la mejor para llegar a destino. Se trata de un modelo de conducción inspirado en los cascos de pilotos de las aeronaves militares, que luego ha sido ampliamente reproducido en el universo de los videojuegos. Gracias a él, los conductores no tienen que apartar la vista de la carretera; las imágenes se proyectan sobre el parabrisas u otros elementos del vehículo.

WayRay es una startup suiza que se dedica al desarrollo de este tipo de propuestas. Hyundai y Porsche son algunas de las marcas que han apostado financieramente por esta empresa. Ambas  tienen la mirada puesta en un futuro diferente de la conducción. No son las únicas. En el CES 2019, Nissan también presentó una propuesta inspirada en tecnología inmersiva. "I2V" es un sistema que hace posible que los conductores vean aquello que a simple vista es "invisible". Mediante diferentes sensores colocados en el interior y exterior del vehículo, los conductores pueden anticiparse a los cambios que experimentará su entorno. Este sistema también permite que los amigos y familiares del conductor puedan aparecer en el coche en forma de avatar o que el ambiente del coche cambie en función de las condiciones meteorológicas.

Estos son solo algunos de los ejemplos que recientemente han trascendido, la industria automotriz está encontrando un filón en el desarrollo de las técnicas inmersivas: conducción autónoma, servicio pos-venta, formación de empleados del sector, nuevos modelos de comercialización,... El mundo de la automoción necesita profesionales que sean capaces de ejercer como líderes en una era tan cambiante y compleja como es esta. Esa es la razón que ha llevado a CEU IAM Business School a diseñar formaciones como un Máster Ejecutivo en Dirección de Empresas de Automoción y un PDD Sectorial Automoción.

Esta página web usa cookies.

Este sitio web utiliza cookies para analizar el tráfico, personalizar preferencias de contenido y ofrecer funciones propias de redes sociales. También compartimos información sobre el uso que hagas de nuestro sitio web con terceros (redes sociales, publicidad y análisis web). Puedes modificar el uso de dichas cookies en la siguiente configuración.

Permitir todas las cookies